Blog

El Dios, la Diosa y el Uno

Afortunadamente, el tiempo va pasando y no siempre para  envejecer y estropear las cosas. El transcurrir de los años nos permite evolucionar, a través de las experiencias propias y ajenas, y transformar los aspectos de nuestra vida y nuestra sociedad que nos resultan menos adecuados.  Esa transformación es, sencillamente, una recuperación del equilibrio natural de la vida. Uno de estos aspectos que está evolucionando es el concepto de   Dios.

El empoderamiento de la mujer está reorganizando la espiritualidad, que recupera su aspecto femenino con la presencia de la Diosa.

El empoderamiento de la mujer está reorganizando la sociedad dirigiéndola hacia la integración de las emociones en nuestro día a día, de ahí que se esté dando ahora tanta importancia a la inteligencia emocional como un aspecto fundamental del individuo en el desarrollo de sus competencias. Pero este aspecto no es el único que está cobrando fuerza, también la espiritualidad recupera su aspecto femenino y la Diosa vuelve a formar parte de nuestras vidas, como antaño lo hiciera.

El resurgir de la Diosa puede devolvernos a la polarización de la Divinidad, dando fuerza al concepto patriarcal de Dios.

Sin embargo, festejando esta vuelta al equilibrio, hemos de ser cuidadosos de no caer en la trampa de la eterna lucha de géneros que tanto obstaculiza nuestro desarrollo.  Si bien la recuperación del aspecto femenino de la divinidad nos ayuda a comprender mejor una idea tan abstracta como es “Dios”, también es cierto que el resurgir de la Diosa nos devuelve, de manera consciente, a la polarización de la Divinidad, camuflada por el concepto patriarcal de Dios que, directamente, masculiniza el Uno.  Aclaremos, pues, el sentido de cada término para evitar dar fuerza a un patriarcado que ha de dejar de serlo para dar paso, no al matriarcado, sino a la armoniosa convivencia del hombre y la mujer, reflejo del orden cósmico en nuestra sagrada tierra.

El concepto  de Dios,sin género, lo Uno porque es lo único que existe, se divide en dos nuevos términos: Dios y Diosa, representaciones masculina y femenina ( respectivamente) de su acción. 

El concepto de “Dios” es una idea abstracta, por tanto carente de género. Dios, en su esencia, no es masculino ni femenino. Representa todo lo que puede existir y todo lo que existe. Por eso es Mente, es Amor, es Luz, es Onda, es Latido, es Universo… es cualquier cosa, porque es la esencia de todo. Cuando por acción creadora Dios se pone en movimiento, entonces se “ve”. Pero eso que vemos  no es “Dios”, es su manifestación, y esto si es algo concreto. Dios creó el Universo polarizado precisamente para ayudarnos a entender algo tan complejo como su propia existencia. Es como componer un puzzle. Cada pieza es un trozo de imagen, es una imagen, pero no es “la imagen”. Sin embargo, al ir anclando pieza tras pieza, imagen tras imagen, podemos descubrir “la imagen”. En el universo polarizado en que nos encontramos, el concepto  abstracto de Dios,sin género, lo Uno porque es lo único que existe, se divide en dos nuevos términos: Dios y Diosa, representaciones masculina y femenina ( respectivamente) de su acción.

Así, seamos cuidadosos al emplear los términos, y sacudámonos de nuestro subconsciente la imagen del señor de barbas blancas como representación de Dios. No existe una imagen que pueda representar a Dios, cualquier imagen representa una de sus partes, no su totalidad. Por eso, para evitar confusión ( especialmente yo que soy hispano-hablante y el género masculino aglutina lo masculino y lo abstracto) prefiero usar el término Uno, que no es ni masculino ni femenino, para referirme a “Dios” y los términos Dios y Diosa para acercarme a su esencia masculina o femenina.

Es importante en nuestro camino espiritual recuperar el equilibrio entre lo masculino y lo femenino, y esto incluye tener presente tanto la esencia sagrada masculina como la femenina. Dios y Diosa en armonía, ayudándonos a conocer las leyes del Uno.

Que las infinitas bendiciones del Dios y la Diosa
os acompañen siempre.

M. Rosario


 

Bodas Espirituales

     Uno de los aspectos que más disfruto en mi labor espiritual es la celebración de bodas espirituales ¿Habéis oído hablar de ellas? Os cuento un poco…

 

El rito del matrimonio es una celebración que ha evolucionado a lo largo de la historia adaptándose a las costumbres de cada época. Actualmente, estamos recuperando muchos de esos ritos ancestrales y creando otros nuevos acordes a las necesidades espirituales de la pareja ajena a cualquier confesión religiosa.

Las bodas espirituales  se caracterizan por ser celebraciones muy personalizadas, resultando un encuentro único e inolvidable para los contrayentes y los invitados. Lo importante aquí es que los miembros de la pareja manifiesten su amor de forma libre, según su sentir. Algunos de los ritos más conocidos son la ceremonia de la Luz y  la ceremonia de la arena.

La ceremonia de la Luz se caracteriza por la presencia del fuego. Cada contrayente porta una vela y, en el momento de manifestar su unión, juntan las llamas encendiendo un cirio. Esta nueva Luz es el símbolo de su unión. Es una ceremonia muy vistosa cuando se realiza al anochecer. La luz de las velas da un carácter muy espiritual y romántico.

En la ceremonia de la arena cada contrayente porta un jarro de cristal con arena de colores. Como símbolo de su unión vierten en un jarro mayor, simultáneamente, sus arenas, dando lugar a un jarro con figuras abstractas muy hermosas.

Estas son las celebraciones espirituales tradicionales más conocidas. Pero como os decía, vamos recuperando y creando nuevas formas de expresión de nuestra espiritualidad. En las bodas que oficio me gusta que esté presente tanto la tradición como los nuevos símbolos, siempre en consenso con los contrayentes. Esto da como resultado rituales muy emotivos y hermosos.

Si quieres celebrar una de estas bodas, o un aniversario, podéis poneros en contacto a través de la dirección de correo electrónico:

mrosario.cdpmadretierra@gmail.com

 

Y recordad que las bodas espirituales ( o bodas simbólicas) no tienen carácter civil, por lo que si queréis dar formalidad civil a vuestro enlace deberéis pasar por el juzgado correspondiente.

 

 

 

Ritual Noche vieja 2017

Un año más nos sentamos  a la mesa para despedir al viejo año y dar la bienvenida al nuevo. 2018 es un año maestro que nos pone a cada uno justamente  donde por designio divino debemos estar. Si ya estamos alineados con nuestro propósito de encarnación, el año será productivo y nos ayudará a sentar firmes bases para nuestro progreso; si no lo estamos, surgirán sorpresas que nos reconducirán a nuestro sendero de vida. El año comienza además en luna creciente, con lo cual se favorece el desarrollo de proyectos. Este es el último año del ciclo de limpiezas y reajustes. Las semillas que hayamos plantado en estos últimos tres años y, sobre todo en 2018, comenzarán a dar fruto a partir de 2019.  Así que afinad bien el lápiz y ajustad la letra pequeña de vuestros deseos y propósitos para que la cosecha sea la esperada.

Comparto con vosotros el ritual correspondiente a este año:

Objetos para el ritual

  • Una vela dorada
  • Una vela roja
  • Sal gorda
  • Arroz
  • Lentejas
  • Canela en rama (3 ramas)
  • Cinta roja
  • Flores de Pascua
  • Bandeja blanca, dorada o roja.
  • Cuenco metálico o de barro
  • Papel
  • Bolígrafo o lápiz

Preparación

  1. Fijamos en la bandeja las velas y esparcimos por el fondo el arroz y las lentejas; la sal la esparcimos formando un círculo de protección por el borde de la bandeja. Mientras lo esparcimos, tomamos conciencia de estar construyendo una base sólida de prosperidad.
  2. Colocamos las flores de pascua adornando al gusto. Simbolizan el crecimiento y el florecimiento de nuestros proyectos.
  3. Atamos las ramas de canela con la cinta roja, son los lazos de amistad, hermandad, filiales y de pareja. Lo enlazamos con amor y respeto, construyendo unos lazos firmes que enriquezcan a todos.
  4. La bandeja se coloca en el centro de la mesa. Al lado, el cuenco vacío.

Desarrollo del ritual

 En cualquier momento del día, tomad el papel y el lápiz y escribid todo aquello que queréis desarrollar, lo que queréis construir en vuestra vida. Expresadlo con palabras sencillas y claridad. Recordad que debe pertenecer a vuestra esfera personal. Por ejemplo:desarrollo de mi vocación…; relaciones de amistad sinceras….Doblad el papel y guardadlo hasta la noche.

Durante la cena, prended la vela dorada mientras recitáis: así como prende esta vela, prende la prosperidad en mi vida. Tomad la vela roja y encendedla con la vela dorada mientras recitáis: la prosperidad prendida se hace ahora realidad en mi vida.

Unos minutos antes de la doce abrid las ventanas, al menos las principales de la vivienda, para que el cambio energético se de en vuestro hogar. Dejad en la mesa comida y bebida, evitad que haya platos y vasos vacíos, salvo las copas de champan que se llenarán con el Año Nuevo. Tomad las uvas sentados alrededor de la mesa o de pie, en círculo, alrededor de la bandeja con las velas.   Dad una felicitación sincera, es la certeza de felicidad lo que nos ayudará a superar las vicisitudes  que se presenten, aceptando la enseñanza de la experiencia. Quemad los papeles prendiéndolos en la vela roja. Depositadlos en el cuenco para que ardan allí. Mientras se queman, tomad conciencia de que cuanto habéis escrito se está activando con  el fuego. Y sobre todo, agradeced, desde el segundo uno, cuanto el año os depara, pues todo, absolutamente todo nos ayuda a crecer, aunque a veces no lo entendamos. Demos tiempo al tiempo. Normalmente la perspectiva de los años logra explicar lo que ahora es inexplicable.

M. Rosario

Reflexiones de Año Viejo, Propósitos de Año Nuevo

Queda poco tiempo para que acabe el año y en estas últimas horas, como el que más, los recuerdos de los acontecimientos vividos a lo largo de él van bailando, al ritmo de su propio son, en mi mente y en mi corazón. Quizás lo que más llama mi atención en esta ocasión, en la observancia de experiencias propias y ajenas, es la desconexión con la que “vivimos”. Sí, “vivimos”, entrecomillado, porque una vida desconectada es solo la simulación de una vida.

La verdadera trampa: creemos sentir nuestro corazón,
pero realmente es un sentimiento emulado por la mente.
Por eso no hay resultados, porque seguimos en la vida virtual

¿Cuántos momentos habéis saboreado, habéis degustado empapándoos de cada instante, tanto en alegría como en dolor, en ilusiones o logros? Queremos cambiar el mundo, queremos cambiar nuestra vida, llenamos la copa de Año Nuevo con una larga lista de propósitos. Luego la frustración… Pero no nos paramos a pensar ¿qué ocurre para no poder cambiar? Y la respuesta es tan sencilla… Lo creado en la mente se hace realidad en la mente, lo creado en unidad del Ser se hace realidad en la esfera del Ser. 

Pasamos por la vida de puntillas, sin implicarnos realmente en ella. Hemos aprendido a desarrollar múltiples estrategias para dejar a un lado sentimentalismos y llegar a ser eso que se espera de nosotros: un individuo de provecho. Pero ese individuo de provecho es una falacia que a nadie aprovecha: ni a la sociedad ni a la persona en sí. Cualquier persona que ocupa un puesto a disgusto, por necesidad o conveniencia o cualquier otro motivo externo jamas logrará ni el rendimiento ni la excelencia de aquel que lo ocupa por vocación. Y mucho menos hablemos ya de la satisfacción personal. Igual pasa con los grupos de amigos, con la pareja… elegidos todos más o menos conscientemente según los parámetros sociales adecuados para lo que se espera de nosotros. La cuestión es que toda esta “vida” es una parodia de la vida real, creada por nuestra mente que es donde se crean los sistemas de valores y juicios de valor; valores que fueron originados en un principio para asegurar una convivencia pacífica y organizada y que, llevados al extremo, se convierten en nuestro verdugo. Y hemos aprendido tan bien a manejar estas herramientas que incluso somos capaces de simular emociones. Y ésta es la verdadera trampa: creemos sentir nuestro corazón, pero realmente es un sentimiento emulado por la mente. Por eso no hay resultados, porque seguimos en la vida virtual.

Vivir desde el corazón implica un trabajo profundo de introspección en uno mismo.
Si nos quedamos en la superficie, jamás redescubriremos quienes somos y, por tanto,
que necesitamos realmente para ser felices.

Vivir desde el corazón implica un trabajo profundo de introspección en uno mismo, sencillamente porque nos hemos llenado de corazas para no sufrir o no mostrarnos como realmente somos. Si nos quedamos en la superficie, jamás redescubriremos quienes somos y, por tanto, que necesitamos realmente para ser felices. Esta reconexión con uno mismo implica una reconexión con el planeta en el que vivimos. Nada somos sin él pues dependemos de él para sobrevivir: el aire que respiramos, los alimentos que ingerimos, los recursos minerales para los materiales que fabricamos… ¿Recordáis ese dicho: “No muerdas la mano que te da de comer”? No hay mano más mordida que nuestra Tierra. Y seguirá siendo mordida mientras no recuperemos la hermandad con ella que perdimos hace tanto, tanto tiempo… Demasiado tiempo…

Y los miedos, ¿los miedos, qué es eso?…

Os propongo algo muy sencillo para este Nuevo Año nuevo y que solo os llevará unos segundos: inspirad profundamente tres veces, sentid en cada inspiración el aire entrando en vuestros pulmones y dad gracias por la vida que recibís. Podéis alargar el ejercicio mientras paseáis por el campo o la playa o un parque. Este es uno de los primeros pasos para reconectarse con uno mismo y con nuestra Madre Tierra. A partir de aquí, podréis ir trabajando en esa introspección para llegar a vuestro Corazón, a su centro, a su esencia, no a su superficie. Y cuando logréis entrar, entonces se hará la Luz en vuestro interior y volveréis a convivir en este hermoso planeta, desarrollando todo vuestro potencial, disfrutando de eso que tanto anhelamos: una existencia dichosa y plena. Y vuestros propósitos serán realidad porque son creados en la unidad del Ser con el planeta que habita.  Y los miedos, ¿los miedos, qué es eso?…

M.Rosario

Vive en Amor. La Hermandad Blanca

Amad, vivid. El Amor, portador de la Verdad, os hace libres.

La Paz sea con vosotros

Queridos hermanos:

Alegraos de los tiempos que vivís porque son tiempos de liberación y crecimiento. Aquellos de vosotros que sentís el servicio, allá donde os encontréis, servid a vuestros hermanos. No tenéis que dejar de lado a vuestras familias ni vuestros trabajos, sencillamente abrid vuestro corazón y ayudad cuánto podáis, no desde el ego material ni espiritual, sino desde la hermosa sencillez de la hermandad humana.

Servir es hermanarte para crecer,
es ofrecer cuanto eres a tu hermano para ser su Luz
y, al mismo tiempo,
dejarte alumbrar por él.
La hermandad es la relación natural entre los humanos.

Sin esta hermandad, la convivencia equilibrada con el resto de los seres vivos del planeta y con el planeta mismo no  puede darse. Estáis acostumbrados a luchar entre vosotros para sobrevivir. Competís por los recursos de la Tierra, por la amistad, incluso por y con la pareja en aras de una posición social que asegure los recursos necesarios para la supervivencia y otros extra por “ser el mejor”. Ganáis a costa de que otros pierdan, y mientras el reparto sea injusto no habrá paz, como ha sucedido hasta ahora. Un sistema así está condenado a la autodestrucción por propia evolución. Ahora es tiempo de aprender a ser hermanos. Realmente los sois, pero lo habéis olvidado. La información está en vuestra esencia y, al igual que “la sangre llama” entre parientes, “el Amor os llama” también entre hermanos, solo que esta hermandad va mas allá de los lazos de sangre, pues corresponde a la verdadera hermandad:  la espiritual.

Aprended a recuperar esa hermandad aprovechando las herramientas que tenéis.
Recuperad la hermandad y la actitud de servicio en vuestras familias humanas,
reflejo de las familias espirituales.

No caigáis en servilismo. Recordad que el servicio es ofrecer tu Luz para alumbrar a tu hermano y  al mismo tiempo dejarte alumbrar por él. No fuerces a recibir tu Luz a quien no la quiere. Cada Ser tiene su ritmo de desarrollo.

No os perdáis en sistemas sociales alternativos
convirtiéndolos en nuevos sistemas esclavizantes disfrazados de nueva era.

 Trueque y moneda son iguales en fondo aunque cambie la forma, y necesarios hasta que la hermandad sea autentica y el intercambio sea natural, tomando cada uno lo que necesita del otro sin dar nada a cambio, pues el Amor Incondicional da sin esperar recibir. Hasta que seáis capaces de compartir en ese grado de hermandad los sistemas de intercambio son necesarios y os ayudan en vuestro proceso de desarrollo espiritual. La injusticia no está en el tipo de intercambio, sino en el uso que se hace de él cuando se sobrevalora la actividad de uno frente a otro.

Poco a poco, a medida que vayáis avanzando en el Amor, las sociedades irán siendo más justas. Y los cambios suceden pronto porque ahora el ritmo de evolución se ha acelerado. Cuanto mayor sea vuestro compromiso con vosotros mismos y con vuestro servicio, con mayor rapidez y efectividad se implementarán los cambios.

Meditad y construid un sólido Universo Interno en la Luz y el Amor
donde las Leyes del Universo se manifiesten de manera fluida
y encontraréis en el Universo Exterior cuanto necesitáis
para desarrollar vuestros proyectos de encarnación y servicio.

Amad y confiad en el Amor. Dejad que envuelva y nutra cuanto sois y os rodea. Desde él, vivid vuestra vida siendo padres, madres, hermanos, hijos, amigos… y cumplid vuestras tareas laborales y sociales con gratitud por cuánto sois, dais y recibís.

El Amor es el motor de la Vida
y la única energía que de veras puede cambiar vuestro mundo
hacia el Mundo de Paz al que está destinado.
La Ascensión es imposible sin la manifestación del Amor en cada uno de vosotros.

 Amad, vivid. El Amor, portador de la Verdad, os hace libres.

 

Mensaje de la Hermanda Blanca

Canalizado por M.Rosario


Ascensión y el Rayo Blanco del Arcángel Gabriel
Registros Akáshicos y el despertar de la consciencia

Animales de Poder: el triángulo tótem

          A medida que vamos recuperando nuestra conexión con la Madre Tierra, vamos haciendo de nuevo consciente el conocimiento y la sabiduría que hemos enterrado en nuestro inconsciente durante demasiados miles de años. Uno de estos conocimientos es la relación con nuestros animales de poder.

Un animal de poder es un Espíritu Sagrado de la Tierra

           Un animal de poder es un Espíritu Sagrado de la Tierra cuya misión es la de acompañarte, protegerte y ayudarte a desarrollar tu potencial a lo largo de tu vida encarnada. Estos Espíritus Sagrados se manifiestan aún con más fuerza si en tu vida te ocupas de servir a tus hermanos a través de la sanación o como guía espiritual.

           A lo largo de nuestra vida los animales de poder que nos acompañan pueden cambiar, en función de la ayuda que necesitemos, pero hay tres de ellos que suelen rotar entre sí o incluso aparecer juntos. Es lo que conoce como Triángulo Sagrado o Triángulo Tótem.

           Cuando tus animales de poder se manifiestan como triángulo tótem es porque estás atravesando una época de intenso desarrollo espiritual.  El conocimiento previo y la relación previa que hayas tenido con ellos de manera individual resulta ahora de máxima ayuda para integrar la sabiduría que te aportan con su presencia grupal.

¿Cómo aprovechar mi triángulo tótem?

La meditación es la mejor y principal herramienta para conectar profundamente con la energía y la sabiduría de tu animales de poder, especialmente cuando se manifiestan en forma de triángulo tótem. A lo largo de la meditación, observa su comportamiento, únete a cada uno de ellos y vive la experiencia que te están mostrando. Todo tu ser se empapará de la energía puesta en movimiento y podrás tomar consciencia de la enseñanza que te muestran. Si te cuesta visualizar, usa fotos de tus animales de poder y medita frente a ellas, como si se tratase de un mandala.

           Una forma de mantener presente la energía de nuestros animales de poder es tener en casa o llevar colgada una imagen o elemento identificativo de ellos, como el caso de las plumas. A veces sencillamente aparecen en nuestras vidas encarnados en mascotas que de pronto se cuelan en casa. Suele ser más frecuente con gatos, perros y pájaros o plumas que nos caen encima o encontramos a  nuestros pies al caminar, en  puertas o ventanas. Acogedlos con Amor porque vienen a algo más que haceros simple compañía: son vuestros Maestros.

M.Rosario

Registros Akáshicos y el despertar de la consciencia

Los Arquetipo de los cuentos infantiles

Los arquetipos de los Cuentos Infantiles

La Bella y La Bestia: La sanación del Ego

 

     Érase una vez…

La historia de “La Bella y La Bestia” es uno de esos cuentos infantiles que se contaminan especialmente con la ironía adulta. Sin embargo su esencia va mucho más allá de la simple moraleja “mira en el interior antes de juzgar”. Es una parábola de sanación del ego.

Bella representa la acción del corazón.
Gascón y la Bestia representan dos estados desequilibrados del ego.

Bella, en su extroversión, en su fuerza de expresión libre, en el no dejarse llevar por las apariencias ni aceptar la imposición de los demás sobre sí misma, representa la acción del corazón. Gascón y la Bestia representan dos estados desequilibrados del ego. Gascón es el ego en su máxima expresión, arrogante y vanidoso se enamora de Bella simplemente porque es un reto, porque es la única que no cae rendida a sus pies. La Bestia es el ego  dolorido, irascible, temeroso de morir. Es el ego que ha caído en la trampa de su propio juicio. Enmarañado en su propia red, la única esperanza es algo imposible desde su perspectiva: que le amen tal cual es.

El milagro surge aparentemente cuando Bella se enamora de la Bestia, pero lo que no resulta tan evidente es que el milagro real puede darse gracias a que la Bestia comienza  a aceptar ser amado, y a amar.

La llegada de Bella al castillo conmociona a la Bestia. El instinto de supervivencia le lleva a reaccionar aceptando el trueque de prisioneros con la esperanza de que ella sea la persona que rompa el hechizo, incluso de forzar la situación obligándola a  bajar al gran salón para cenar, pues ¿cuándo iba a presentarse otra oportunidad si  nadie quiere acercarse a la Bestia? Una actitud completamente egoísta. ¿Seguro? Algo cambia en la mirada de la Bestia cuando ve a Bella entrar en el castillo. Ese algo que toca el alma y no puede describirse desde los patrones de la mente. Bella no es exuberante ni sofisticada. Es sencilla, es coherente, es valiente,  brilla con luz propia, una luz diferente capaz de  afrontar la imagen grotesca de la Bestia y de traspasar sus muros defensivos. Y esa brisa fresca que cala en la Bestia es el desencadenante de una lucha interna entre su mente y su corazón. Bella va devolviendo, progresivamente, a la Bestia a la puertas de su propio corazón, hasta el punto de perdonar la vida a Gascón cuando los hombres del pueblo, lideradospor él, asaltan el castillo para matarle. Gascón toma este acto como debilidad y lo aprovecha para herir de muerte a la Bestia. Con lo que no contaba Gascón es con el Poder del Amor. Las lágrimas de Bella rompen el hechizo y aquel que era una Bestia recupera su aspecto humano.

 La transformación de la Bestia representa
el proceso de disolución de la tiranía del ego
y la entrada en comunión de la mente con el corazón.

La transformación de la Bestia representa el proceso de disolución de la tiranía del ego y la entrada en comunión de la mente con el corazón. La presencia de Bella es el recordatorio de que hay otra manera de vivir además de la que el ego nos muestra. En Bella no hay juicio, si lo hubiese jamás hubiera podido llegar al interior de la Bestia y ayudarle a sacar lo mejor de sí mismo. Bella simplemente ama y acepta. Y la Bestia, en su lucha interna, comprende que su juicio fue su condena. Y hasta que no deja de enjuiciarse a sí mismo no se abre al amor de Bella. La aceptación de sí mismo como Bestia fue fundamental para recuperar su humanidad, humanidad que muestra al perdonar a Gascón. Ahí se produce el auténtico milagro, la auténtica transformación que hace posible que el amor de Bella rompa el hechizo: el reconocimiento de ambos de la humanidad subyacente en la Bestia.

M. Rosario

Activación del Lugar Sagrado del corazón

Iniciación a la Meditación

Ascensión y el Rayo Blanco del Arcángel Gabriel

                A lo largo de nuestro proceso de Ascensión estamos sometidos a innumerables  transformaciones de  nuestra estructura energética y de nuestro metabolismo celular. En este proceso somos asistidos por nuestros maestros y guías espirituales personales y por la presencia del Arcángel Gabriel que, a través de su Rayo Blanco, nos ayuda a construir la nueva geometría estructural de nuestro campo a partir de la antigua. Entrar en los entresijos de este trabajo se sale del carácter divulgativo de este post, pero sí podemos describir los procesos emocionales y mentales que conlleva este cambio y comprender así, un poco mejor, el proceso de crecimiento que estamos viviendo.

 Las  “bajadas de información” se integra en nuestra conciencia
desde los niveles de  más alta vibración  hacia los niveles de menor vibración

               Las  “bajadas de información” a través de una canalización o recepción de  energía y códigos activadores a través de un portal se integran en nuestra conciencia desde los niveles de  más alta vibración, conocidos como niveles espirituales, hacia los niveles de menor vibración, conocidos como vehículos físicos por un proceso de resonancia vibracional.

              Cuando dicha información llega a nuestro cuerpo mental, la rejilla de Luz que compone este cuerpo se vuelve más luminosa, activando nuestros procesos mentales. A veces la activación es tan intensa que nos cuesta seguir el ritmo a nuestra mente. Es entonces cuando nos cuesta mantener la concentración o nos sobrecoge una ligera migraña. Cuando nos acomodamos al nuevo ritmo, descubrimos gratamente como nuestra mente “despierta”, pensamos con mayor claridad y rapidez y somos capaces de analizar y concretar aspectos que antes nos eran dificultosos. Incluso desarrollamos nuevos enfoques a situaciones cotidianas. A medida que va concluyendo este proceso, la energía comienza a llegar al cuerpo emocional.

                La llegada  al cuerpo emocional de los nuevos patrones de información nos obliga a sacar a la luz situaciones emocionales no gestionadas o gestionadas a medias. Esas cosillas que dejamos para resolver mañana o no nos atrevemos a afrontar. Es el momento para plantarles cara y resolverlos. Los nuevos patrones de información nos ayudan a comprender que cada experiencia es un aprendizaje, y junto con los nuevos enfoques mentales que hemos adquirido, tenemos nuevas herramientas de gestión que nos ayudan a comprender y resolver lo que antes nos parecía imposible. Solo tenemos que ser sinceros con nosotros mismos y dejar a nuestro ego a un lado para poder dar y recibir  cuantos perdones sean necesarios e integrar cada experiencia como una enseñanza que me lleva a madurar como ser.

La integración de los nuevos patrones energéticos en nuestro cuerpo físico se produce a través de las células

                     Logrado todo lo anterior, la energía llega a nuestro vehículo físico. La integración de los nuevos patrones energéticos en nuestro cuerpo físico se produce a través de las células. Pero para que éstas reciban la información es preciso que la frecuencia de los códigos y patrones cambie hasta la frecuencia en que vibra el plano material. Esto se logra gracias a nuestro sistema energético de meridianos. El anclaje del Rayo se produce en el primer chakra, a nivel del coxis. Desde ahí nutre nuestra kundalini y ésta, a su vez, nutre nuestra médula espinal. La médula es la precursora de todas las células. Así que las células que vayan naciendo a partir de ahora lo hacen con la nueva información integrada. El lío sintomatológico viene ahora, cuando en nuestro cuerpo albergamos células con diferentes estados vibracionales. Es como una orquesta donde los instrumentos están desafinados.  Esto produce un ruido que se manifiesta como cansancio. Si a este ruido le sumamos la somatización de los cambios en los niveles mental y emocional, es cuando aparecen problemas digestivos, calambres, dolores articulares o  nos sobrecogemos en pequeñas crisis existenciales que superamos en breve.

La función del Rayo Blanco de Gabriel consiste en ir modulando los cambios de frecuencia

                  La función del Rayo Blanco de Gabriel consiste en ir modulando los cambios de frecuencia de la información, haciéndolos vibrar en armónicos correspondientes a los distintos cuerpos energéticos. De este modo logramos nuevas ondas  constructivas y coherentes que nos hacen vibrar en frecuencias más elevadas de las que vibrábamos antes de que comenzara todo el proceso, expandiendo así nuestra conciencia. Esta elevación en nuestra frecuencia vibracional, progresiva, forma parte del proceso de Ascensión. Cuando hayamos alcanzado la frecuencia propia de la Consciencia Crística, el proceso ascensional habrá concluido.

Afrontad los cambios con gratitud y consciencia de crecimiento es fundamental para favorecer el proceso y hacer más livianos los síntomas físicos. Estamos viviendo una experiencia extraordinaria de apertura de consciencia. Sentíos bendecidos por ello, pues realmente lo estamos. 

NAMASTÉ

M. Rosario

 

Activación de Mayo Portal 144

24 Mayo Activación de la Novena Onda

24 Mayo Activación de la Novena Onda

Según el calendario Maya, hoy 24 de Mayo comienza un nuevo ciclo de activación de la novena onda. La importancia de este día radica en que ha sido precedido de la bajada de un gran paquete informacional sobre nuestro proceso de Ascensión y el proceso de Ascensión planetaria. Si hemos vivido nuestro portal de Mayo de manera consciente y hemos activado el código 144, la activación de hoy permitirá una apertura consciente a la unidad.

La novena onda es la frecuencia que contiene información sobre el concepto Uno

La novena onda es la frecuencia que contiene información sobre el concepto Uno. La integración de esta información en nuestro consciente nos lleva a adquirir nuevos enfoques mucho más holísticos, tanto de nuestra vida personal como del Universo en su conjunto. Esta novena onda se corresponde, en el sistema de chakras, con la Estrella del Cielo.

A partir de hoy seremos capaces de comprender, progresivamente, con mayor facilidad la relación de hermandad entre todos los seres vivos, entre los seres vivos y el planeta que habitamos, y la relación de todos ellos con el Cosmos. Será también más fácil comprender la unidad de la que formamos parte y actuar de manera coherente con esa idea. La novena onda aporta coherencia a nuestros pensamientos ayudándonos a  equilibrar nuestra mente y acercarla aún más a la Mente Crística.

La novena onda nos conduce a un estado de comprensión de suma sinergética

La activación de la Novena Onda supone un cambio radical de comportamiento, dejando de actuar como individuos independientes en continua competición para comenzar a colaborar en hermandad por el progreso y el bienestar común, pues en la unidad que conforma el Ser Humano el progreso de uno es el progreso de todos, el dolor de uno es el dolor de todos. La novena onda nos conduce a un estado de comprensión de suma sinergética.

Meditar, estar en contacto con la naturaleza y aceptar el proceso de crecimiento nos ayudará a sobrellevar el proceso a nivel físico y a optimizar la asimilación de la nueva información.

Es posible que en estos días nos sintamos abrumados, desconcentrados, con ligero dolor de cabeza o incluso con mucho sueño. También puede darse el efecto contrario: que no podamos dormir pues nos sentimos muy activos. Todos estos síntomas son consecuencia de la transformación energética que estamos sufriendo y desaparecerán en unos pocos días, en cuanto hayamos hecho nuestra la información que nos aporta. Meditar, estar en contacto con la naturaleza y aceptar el proceso de crecimiento nos ayudará a sobrellevar el proceso a nivel físico y a optimizar la asimilación de la nueva información.

Cada vez estamos más cerca del nivel de frecuencia que llamamos Consciencia Crística y de la culminación del proceso de Ascensión. Un cambio de este calibre no se produce de la noche a la mañana, sino que se lleva a cabo a través de una sucesión de cambios que, a medida que van siendo integrados, van elevando la frecuencia de vibración de todo nuestro sistema energético y de nuestro cuerpo físico. Y todos estos cambios han de desarrollarse armoniosamente entre todos los seres del planeta y el propio planeta. Estamos creando una hermosa Sinfonía de Vida que hace vibrar aún con más esplendor la Música de las Esferas. Abrid vuestro Corazón y Amad.

M. Rosario


Meditación de conexión con nuestra Madre Tierra
Activación de mayo: Portal 144

 

Registros Akáshicos y el Despertar de la Consciencia

Quizás el uso más común de los Registros es la bajada de información sobre “vidas pasadas”.  Sin embargo, la aportación de una sesión de Registros puede ir mucho más allá de esto, si sabemos acercarnos a ellos con un enfoque diferente.

“Si sabes de donde vienes, sabes a donde vas”
Si aprovechamos la información vectorial, 
los Registros se transforman en una potente herramienta
del Despertar de nuestra Consciencia.

En el espacio tridimensional en que nos encontramos, para trazar una trayectoria son necesarios dos puntos, o un punto y un vector director. En el saber popular esto se condensa en la frase: “si sabes de donde vienes, sabes a donde vas”. Los Registros Akáshicos nos aportan información sobre nuestro punto de partida y nuestra trayectoria. Si aprovechamos la información vectorial para recuperar nuestra coherencia como Ser, y no solo para comprender un momento puntual de nuestra historia álmica ( vida pasada), los Registros se transforman en una potente herramienta del Despertar de nuestra Consciencia.

El reconocimiento de este vector implica un acercamiento profundo y continuado a la historia de nuestra alma. No se trata de construir una colección de recuerdos de vidas pasadas, sino de descubrir en ellas el hilo conductor de nuestra experiencia como conciencia encarnada; ese hilo conductor que  marca nuestro proyecto de evolución y, en su caso, de servicio a la humanidad.

Es la búsqueda del denominador común la que nos aporta el sentido de las experiencias y nos confiere la visión global de nuestra experiencia vital como Ser  encarnado

Un acercamiento de este estilo implica sanación de traumas y gestión emocional de las experiencias que van poniéndose de manifiesto en las distintas bajadas de Registros, desde una perspectiva tanto vertical como horizontal de aprendizaje. En la perspectiva vertical vamos sanando y tomando consciencia de las experiencias puntuales en cada vida que se manifiesta en la bajada de Registros; en el aprendizaje horizontal, es la búsqueda del denominador común la que nos aporta el sentido de las experiencias y nos confiere la visión global de nuestra experiencia vital como Ser  encarnado. La suma de estos dos procesos es la que nos asiste y conduce al Despertar de nuestra Consciencia, como Seres libres y completos en continua evolución.

M.Rosario


Cuando la realidad es sueño y el sueño realidad
Doble Cuántico: Nuestro consejero multidimensional