Ascensión y el Rayo Blanco del Arcángel Gabriel

                A lo largo de nuestro proceso de Ascensión estamos sometidos a innumerables  transformaciones de  nuestra estructura energética y de nuestro metabolismo celular. En este proceso somos asistidos por nuestros maestros y guías espirituales personales y por la presencia del Arcángel Gabriel que, a través de su Rayo Blanco, nos ayuda a construir la nueva geometría estructural de nuestro campo a partir de la antigua. Entrar en los entresijos de este trabajo se sale del carácter divulgativo de este post, pero sí podemos describir los procesos emocionales y mentales que conlleva este cambio y comprender así, un poco mejor, el proceso de crecimiento que estamos viviendo.

 Las  “bajadas de información” se integra en nuestra conciencia
desde los niveles de  más alta vibración  hacia los niveles de menor vibración

               Las  “bajadas de información” a través de una canalización o recepción de  energía y códigos activadores a través de un portal se integran en nuestra conciencia desde los niveles de  más alta vibración, conocidos como niveles espirituales, hacia los niveles de menor vibración, conocidos como vehículos físicos por un proceso de resonancia vibracional.

              Cuando dicha información llega a nuestro cuerpo mental, la rejilla de Luz que compone este cuerpo se vuelve más luminosa, activando nuestros procesos mentales. A veces la activación es tan intensa que nos cuesta seguir el ritmo a nuestra mente. Es entonces cuando nos cuesta mantener la concentración o nos sobrecoge una ligera migraña. Cuando nos acomodamos al nuevo ritmo, descubrimos gratamente como nuestra mente “despierta”, pensamos con mayor claridad y rapidez y somos capaces de analizar y concretar aspectos que antes nos eran dificultosos. Incluso desarrollamos nuevos enfoques a situaciones cotidianas. A medida que va concluyendo este proceso, la energía comienza a llegar al cuerpo emocional.

                La llegada  al cuerpo emocional de los nuevos patrones de información nos obliga a sacar a la luz situaciones emocionales no gestionadas o gestionadas a medias. Esas cosillas que dejamos para resolver mañana o no nos atrevemos a afrontar. Es el momento para plantarles cara y resolverlos. Los nuevos patrones de información nos ayudan a comprender que cada experiencia es un aprendizaje, y junto con los nuevos enfoques mentales que hemos adquirido, tenemos nuevas herramientas de gestión que nos ayudan a comprender y resolver lo que antes nos parecía imposible. Solo tenemos que ser sinceros con nosotros mismos y dejar a nuestro ego a un lado para poder dar y recibir  cuantos perdones sean necesarios e integrar cada experiencia como una enseñanza que me lleva a madurar como ser.

La integración de los nuevos patrones energéticos en nuestro cuerpo físico se produce a través de las células

                     Logrado todo lo anterior, la energía llega a nuestro vehículo físico. La integración de los nuevos patrones energéticos en nuestro cuerpo físico se produce a través de las células. Pero para que éstas reciban la información es preciso que la frecuencia de los códigos y patrones cambie hasta la frecuencia en que vibra el plano material. Esto se logra gracias a nuestro sistema energético de meridianos. El anclaje del Rayo se produce en el primer chakra, a nivel del coxis. Desde ahí nutre nuestra kundalini y ésta, a su vez, nutre nuestra médula espinal. La médula es la precursora de todas las células. Así que las células que vayan naciendo a partir de ahora lo hacen con la nueva información integrada. El lío sintomatológico viene ahora, cuando en nuestro cuerpo albergamos células con diferentes estados vibracionales. Es como una orquesta donde los instrumentos están desafinados.  Esto produce un ruido que se manifiesta como cansancio. Si a este ruido le sumamos la somatización de los cambios en los niveles mental y emocional, es cuando aparecen problemas digestivos, calambres, dolores articulares o  nos sobrecogemos en pequeñas crisis existenciales que superamos en breve.

La función del Rayo Blanco de Gabriel consiste en ir modulando los cambios de frecuencia

                  La función del Rayo Blanco de Gabriel consiste en ir modulando los cambios de frecuencia de la información, haciéndolos vibrar en armónicos correspondientes a los distintos cuerpos energéticos. De este modo logramos nuevas ondas  constructivas y coherentes que nos hacen vibrar en frecuencias más elevadas de las que vibrábamos antes de que comenzara todo el proceso, expandiendo así nuestra conciencia. Esta elevación en nuestra frecuencia vibracional, progresiva, forma parte del proceso de Ascensión. Cuando hayamos alcanzado la frecuencia propia de la Consciencia Crística, el proceso ascensional habrá concluido.

Afrontad los cambios con gratitud y consciencia de crecimiento es fundamental para favorecer el proceso y hacer más livianos los síntomas físicos. Estamos viviendo una experiencia extraordinaria de apertura de consciencia. Sentíos bendecidos por ello, pues realmente lo estamos. 

NAMASTÉ

M. Rosario

 

Activación de Mayo Portal 144

24 Mayo Activación de la Novena Onda

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s