Doble Cuántico: nuestro consejero multidimensional

La experiencia del doble cuántico ha estado presente en nuestro saber popular desde siempre, aunque sea ahora, como consecuencia del auge de la física cuántica aplicada cuando ha tomado protagonismo. La evolución y madurez del Ser Humano como Ser Consciente nos ha llevado del “lo consulto con la almohada” a “lo consulto con mi doble cuántico”, un salto manifiesto del Despertar de la Consciencia.

El Concepto del doble cuántico
fue desarrollado por Jean Pierre Garnier
en el marco de su teoría
“El desdoblamiento del espacio y el tiempo”,
y va más allá de un único doble.

 

El Concepto del doble cuántico fue desarrollado por Jean Pierre Garnier en el marco de su teoría “El desdoblamiento del espacio y el tiempo”, y va más allá de un único doble. En el espacio-tiempo multidimensional que vivimos, cada dimensión tiene su desdoblamiento, así que realmente existen infinitas versiones de nosotros en lo que venimos a llamar mundos paralelos. Para nuestra mente tridimensional es un concepto que lo supera, así que nos quedamos con la idea concreta de un doble para poder poner en práctica la experiencia e integrar la información recibida.

El contacto con nuestro doble cuántico no es una técnica o un ritual, es simplemente una toma de consciencia de nuestra multidimensionalidad;  si bien es cierto que, dadas las limitaciones de nuestra mente tridimensional, necesitamos darle el carácter de técnica. Pero es muy importante, aunque lo hagamos así, que seamos conscientes de que estamos trampeando nuestra mente, pues el contacto con nuestro doble cuántico no es más que un diálogo conmigo mismo en un nivel de conciencia diferente. Y ¿cuál es el interés de ese diálogo, de ese contacto con mi doble cuántico? Pues, al igual que “la consulta a la almohada”, es una solicitud de ayuda con el fin de aclarar, confirmar o poner luz en un asunto que no terminamos de ver claro o en el que no sabemos realmente como manejarnos.

Nuestro doble cuántico experimenta
las mismas situaciones que nosotros,
pero a una escala temporal diferente,
está acelerado temporalmente.

Os preguntaréis: ¿cómo puede mi doble cuántico tener la respuesta? Ahí es donde toca profundizar en la teoría de Garnier, pero valga de acercamiento a la respuesta que nuestro doble cuántico, que es realmente nosotros en un nivel cuántico diferente a éste, experimenta las mismas situaciones que nosotros, pero a una escala temporal diferente  correspondiente a su nivel cuántico dimensional. Afortunadamente para nosotros, ese nivel cuántico está acelerado temporalmente respecto al nuestro, es decir, el tiempo pasa mucho más rápido, con lo cual, mientras yo estoy aún descalamonándome sobre como resolver la situación, mi doble ya ha podido resolverla. Conectando con la parte de mí que se manifiesta en ese nivel, o lo que llamamos doble cuántico para no liarnos, puedo averiguar como lo ha resuelto y hacer en esta realidad cuántica lo mismo para solucionar o decidir respecto al asunto para el que no sabía como actuar.

Y la siguiente pregunta que nos queda es: ¿cómo conecto con mi doble cuántico? Y aquí es donde surgen infinidad de técnicas y rituales que,a la que nos descuidamos, nos hacen perdernos en la forma y olvidar la esencia.  Probad de diversas formas hasta que encontréis la vuestra, nadie puede deciros cual es la buena, pues al fin y al cabo es un diálogo con vosotros mismos. Yo suelo emplear tanto la meditación como el sueño. Lo comparto con vosotros a modo de guía pero recordad que solo vosotros sabéis como llegar a vosotros mismos.

Contacto con mi doble a través del sueño

Justo antes de ir a dormir, haced una breve relajación simplemente prestando atención a vuestra respiración y permitiendo que el aire fluya suave, sin forzarlo. Confiad en vosotros y tomad una actitud abierta para recibir el consejo y la ayuda que estáis buscando. Traed a vuestra mente la situación que os perturba, pero no os dejéis arrastrar emocionalmente por ella, simplemente ponla delante tuya. Es el momento para entregársela a tu doble. Pregúntale como lo ha resuelto, que ha decidido, que pasos a seguido ( todo esto ya depende de lo que estemos planteando) y pídele que te lo cuente durante el sueño. Dale las gracias y duérmete confiando en que todo está resuelto. Cuando despiertes no saltes de la cama corriendo a tu rutina, permítete unos minutos de silencio, son necesarios para traer a tu consciente la información que ha quedado archivada durante la noche en el subconsciente. Puede que se te ocurra algo, que de pronto salte la chispa con la solución o puede que no. En cualquier caso, estate atento a lo largo de los próximos días. En medio de tus rutinas aparecerán “señales” con la respuesta. Pueden aparecer en medio de una conversación, en la letra de una canción, en la escena de una película, en los números de la matrícula del coche que lleva delante… Lo sabrás, porque algo se mueve en tu interior que te hace reconocer la información.

Meditación guiada para contactar con tu doble cuántico

M. Rosario


Cuando la realidad es sueño y el sueño realidad
Registros Akáshicos y el despertar de la consciencia

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s